logotipo deporteregional.com †††
Iniciar Sesiůn
Viernes 10 de Abril de 2020
  Portada    Noticias    Acu√°ticos    Baloncesto    Balonmano    F√ļtbol     F√ļtbolSala    P√°del    Rugby    Voleibol    +Deporte    T.Verano    PremiosDR    Opini√≥n    DR  
   BF San Blas   |   CA Montemar   |   Cadete + Auton√≥mico   |   CB Benidorm   |   CB LaVila   |   CB Lucentum   |   CB Terralf√°s   |   Ctos.Espa√Īa   |
   Elche Basket   |   Junior + Auton√≥mico   |   LligaValenciana   |   Noticias Baloncesto   |   Noticias FBCV   |   Primera Nacional   |   SillaRuedas   |   Torneos   |

  Baloncesto > CB Lucentum > Baloncesto
02/06/2015 18:50  

Conoce a nuestro equipo Plata: Sergio Vidal

Fuente: cblucentum.com / foto José Fco. Martínez

Conoce a nuestro equipo Plata: Sergio Vidal Sergio Vidal fue, es y será el héroe del Lucentum ante Zornotza. En ese partido, este  setabense de 26 años enchufó un triple sobre la bocina que quedará guardado para la retina de todo el lucentinismo y que certificó una increíble remontada de los pupilos de Kuko Cruza.


 
No es la única gesta que ha protagonizado y es que Sergio siempre recordará los 4 triples seguidos que metió en los últimos 4 minutos ante el filial madridista de Willy Hernangómez en la EBA.

A pesar de ser Xátiva, Vidal es muy merengue. Además, es un amante del rock y de los clásicos, por eso no extraña que le guste grupos como Loquillo y los Trogloditas y Queen. Sergio se decanta antes por la paella valenciana que por la alicantina ...

    ALEJANDRO FERRER: Hola, Sergio Vidal. Buenas tardes.
    SERGIO VIDAL: Hola, buenas tardes.

    A.F: Lo primero que te quería preguntar era por tu nombre. ¿Ha habido algún tipo de confusión con el jugador del Joventut de Badalona?
    S.V: (RISAS). Me lo dicen muchas veces, pero aunque yo sea valenciano parlante me gusta que me llamen Sergio y a él le llaman Sergi. Esa es la única diferencia entre nosotros (risas).

    A.F: Adentrándonos en el baloncesto, ¿cómo surgió tu pasión por el deporte de la pelota naranja?
    S.V: Yo empecé con el fútbol a los 6 años en el equipo de mi pueblo, pero con 9 años me pasé al baloncesto y ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida.

    A.F: ¿Tu gusto por el baloncesto viene de familia?
    S.V: No, mi padre es bastante alto y mi madre de una estatura normal, pero no ninguno de los dos practicaba baloncesto. Surgió porque el entrenador de Xátiva me vio y como era muy grande para la edad que tenía me dijo que sí quería apuntarme, fui un día y le gusté mucho.

    A.F: ¿Quién fue tu mentor?
    S.V: Richard Prats, que aún sigue haciendo un grandísimo trabajo en el Basquet Xativa. Precisamente este año ha llevado al Infantil del Nou Bàsquet Xátiva a la  la Final Four Autonómica, y que se jugó en Alicante. Nuestra generación infantil fue buenísima con gente que ha jugado en LEB Plata y 1ª División Nacional.

    A.F: Empezaste tu carrera en Xativa, en el equipo de tu pueblo, pero tu primer gran paso fue en el Pamesa Atlético. ¿Cómo aterrizaste al filial del Valencia Basquet?
    S.V: Estuve de alevines a infantiles en Xátiva y precisamente en ese segundo año de infantil jugamos una fase final de la Comunidad Valenciana contra el Pamesa. Nos ganaron de 25 puntos, pero hice un gran partido y eso me sirvió para que ese verano se pusieran en contacto conmigo y me ficharan la temporada siguiente.

    A.F: En la escuadra taronja estás desde cadete hasta junior y decides volver a tu Xativa natal.
    S.V: Sí, vuelvo a Xátiva otra vez donde sí es verdad que el nivel baja un poco pero al final no dejas de trabajar porque es algo que te gusta mucho.

    A.F: Tras varias etapas intermedias en Xátiva y en tu primer año de sénior cambias de aires y juegas en 1ª División Nacional con el Alginet. ¿Cómo te adaptaste a una categoría de mayor nivel y en un nuevo equipo?
    S.V: En 1ª Nacional había más nivel que ahora, al principio me costó un poco porque físicamente era un “palillo” y porque era el más joven del equipo con diferencia. Aunque la primer parte fue floja, en la segunda tuve partidos bastantes buenos y el equipo luchó hasta el final para meterse en la fase de ascenso.

    A.F: ¿Otra vez regresas a Xátiva donde juegas tres temporadas seguidas?
    S.V: Sí, fueron tres años estupendos. Además, de que éramos muy buen equipo, el grupo humano fue increíble porque todos éramos gente de la casa y todos amigos. A nivel de competición, llegamos a ganar una Liga valenciana contra Paterna que tiene mucho mérito porque fue el único título que ha logrado Xátiva y con gente de la casa.

    A.F: Aparte del tuyo, ¿qué otros nombres destacaron en esas tres campañas?
    S.V: Carlos Serrano, un pívot superclase que no he visto a nadie igual con sus movimientos, jugó en EBA. También teníamos a gente que había estado en Pamesa como David Martín o Pablo Roselló, a gente que siguió su carrera en 1ª Nacional como Nacho Castelló. En definitiva, éramos jóvenes pero a la vez muy competitivos y no unos locos del basket (risas).

    A.F: ¿Imagino que tu etapa de Xátiva fue un reto personal  para ti por el hecho de volver a casa y hacerlo en 1ª Nacional?
    S.V: Sí, tuve ofertas para ir a otro equipo en 1ª Nacional, pero quise hacerlo en casa porque me hacía mucha ilusión jugar en Xátiva a lado de gente de mi generación y de mucho nivel. Además, también se fichó a un entrenador  de renombre como Carlos Serra y conseguimos hacer tres muy buenas temporadas.

    A.F: Tus grandes años en Xátiva no pasaron desapercibidos e incluso  sirvieron para que el Lucentum se fijara en ti. ¿Qué tal fue tu primer contacto con el club lucentino?
    S.V: Sí, ese verano me llamó el entrenador Juanvi Abad del Lucentun y me quedé tres días en Alicante en una residencia. En esos días probé y entrené  a un gran nivel con el Lucentum junto a David Guardia y a Ander García. Juanvi me dijo que le había gustado mucho y que contaba conmigo, pero dos semanas después él mismo me comunica que al final no va a haber equipo del Lucentum en la EBA y que con ese dinero se fichó a un jugador de ACB.

    A.F: Desgraciadamente no pudiste recalar en las filas alicantinas, pero dos días después de tu aventura furtiva en el Lucentum, ¿te llama el Albacete para debutar en EBA?
    S.V: Sí, me llamo el Albacete dos días después. Allí tenían un proyecto nuevo y muy ilusionante.

    A.F: ¿Para llegar al club manchego diste un paso de gigante porque tuviste que abandonar por primera vez la provincia de Valencia?
    S.V: Sí, tenía muchas ganas de dar el salto a la liga EBA y quería esperar a acabar mi carrera de Magisterio de Educación Física y cuando lo hice, ya pude irme tranquilo cuando quisiera.

    A.F: La experiencia albaceteña fue muy buena y los 8 puntos y los 3,2 rebotes que promediaste lo corroboran.
    S.V: Sí, la verdad que para ser mi primer año en la EBA, hice muy buena temporada y me sentí muy a gusto. Volvió a ser un equipo muy veterano y donde encontré mi mejor nivel en la segunda vuelta. A nivel colectivo, no solo no se consiguió el ascenso, que era el objetivo, sino que el equipo descendió.

    A.F: A pesar de tu buen año en Albacete, vuelves a cambiar de aires y fichas en Calpe donde haces un año fantástico al anotar 13,2 pts por partido y acompañado de un increíble 40% en triples. ¿Consideras que fue tu primera gran explosión?
    S.V: Considero que en Calpe tuve un año irregular con partidos bastantes buenos y otros algo más malos, pero el balance fue positivo porque el equipo aunque fuera una plantilla corta y empezara mal, luego acabó luchando por los playoffs de ascenso. Tengo muy buenos recuerdos de ese año y de gente tan buena dentro y fuera de la pista como Iker o Loren, que aún siguen jugando, y de un gran entrenador como Manolo.

    A.F: Si con Calpe explotas, con la Universidad Politécnica de Valencia te licencias como jugador. En esa temporada 2012/13 metes 19,8 pts, capturas 7 rebs, repartes 2,2 asis y además eres el máximo anotador del Grupo B ¿Lo más sorprendente los rebotes?
    S.V: Muchos rebotes, pero al final es que los rebotes son deseo y ganas. Tampoco tengo el mejor salto del mundo ni mido 2,10 m pero creo que el 80% del éxito en un rebote son las ganas que pongas y la intuición que pongas.

    A.F: ¿Fue una campaña muy luchadora a nivel colectivo?
    S.V: Sí, sin suda. Éramos el equipo más humilde la categoría y en grupo tan fuerte y competitivo como el B, estuvimos luchando hasta la última jornada por mantenernos y a nivel individual fue muy bueno.

    A.F: ¿Fue tu año más feliz de tu carrera?
    S.V: Sí, fue el máximo anotador del grupo B y tuve partidos muy buenos. Me acuerdo de uno que hice en nuestra casa de 50 de valoración al anotar 39 puntos y coger 12 rebotes. Disfruté muchísimo esa temporada en todos los sentidos.

    A.F: ¿Y qué se siente al ser elegido MVP en 4 jornadas y ser el máximo anotador del grupo B en una categoría de calidad como las EBA?
    S.V: Muy bien la verdad. Pedro Clemente me dio toda la confianza del mundo y creo que supe responder a las expectativas. Lo negativo  fue  que   tuvimos una mala racha, que  el equipo era muy corto de rotación y eso nos pasó factura al final. Sin embargo, el equipo luchó en todo momento eincluso vencimos al Madrid de Willy Hernangómez. Fue una temporada bastante bonita.

    A.F: Lo que me choca de tu carrera, que quitando tus años de Xátiva, que a pesar de tus buenas temporadas has durado un año en cada equipo. ¿Es debido a tu ambición y a la ilusión de lograr nuevos retos?
    S.V: A nivel de cantera, yo nunca he sido elegido para ninguna selección española ni autonómica. Pero, creo que al final he conseguido jugar en una liga competitiva como la LEB Plata y en un club tan histórico como el Lucentum y todo se ha debido por mi trabajo y por mi ilusión. Es verdad que  soy ambicioso y me gustan nuevos retos, pero con 26 años me gustaría asentarme en algún sitio.

    A.F: Tu grandísimo año en la Universidad Politécnica te lleva a jugar en un club puntero de la LEB Plata como Guadalajara.
    S.V: Sí, a nivel individual no pude disfrutar de muchos minutos. Me acuerdo que en mi debut en Plata disputé 18 minutos, que estaba bastante bien, pero en el segundo partido no jugué ningún minuto. En el equipo había mucha competencia en mi puesto  con jugadores como Edu Durán y Solé.

    A.F: ¿Los caracteres de Javi Juárez y el tuyo son muy parecidos?
    S.V: (RISAS). Sí, de hecho él siempre me decía que yo me  parecía mucho a él cuando Javi era jugador.

    A.F: Y este verano aterrizas al Lucentum. ¿Cómo llegas a la escuadra lucentina?
    S.V: Me llamó Miki en agosto y la verdad es que me hizo muchísima ilusión y estoy muy agradecido por la oportunidad que me han dado porque venía de un año muy complicado y tener la oportunidad de volver a jugar en Plata después de tener un año malo, lo valoré mucho. Además, luego mi gran arranque y la buena primera vuelta de la temporada que hice, me entusiasmó mucho. El equipo ha hecho una fantástica campaña y está luchando hasta el final ante un potente equipo como Castellón.

    A.F: ¿Cuál es tu balance de la temporada?
    S.V: Personalmente ha sido un año muy bueno tanto fuera como dentro de la cancha y se lo agradezco en gran parte a Miki, Dani y Toni, que están haciendo una labor memorable y no creo que hayan tantas directivas que se preocupen tanto por los jugadores y por el club como ésta.

    A.F: Arrancaste fabulosamente la temporada, en los 4 primeros partidos promediabas 15,5 pts, con un 52% en triples y además fuiste el héroe de Zortnotza al meter un triple en el último segundo que quedará guardado en la retina de todos los lucentinos. ¿Brutal, no?
    S.V: Sí, el inicio fue muy bueno pero me hubiera gustado seguir y tener esa continuidad. Creo que la primera vuelta fue muy buena y la segunda ha sido mala, el rendimiento ha bajado bastante y no he llegado a los playoffs como a mí me gustaría.

    A.F: ¿Y a qué crees que se debe el bajón en las estadísticas?
    S.V: En la segunda vuelta cogí una mala racha de tiro y me metí en la cabeza que tenía que anotar cuando también debía de hacer otras cosas por el equipo y a lo mejor esa obsesión hizo que mis minutos y mi aportación bajaran.

    A.F: Por el hecho de jugar menos, ¿has sentido presión por demostrar muchas cosas y hacerlo muy bien en poco minutos de juego?
    S.V: No, no es fácil jugar 4 minutos y tener que rendir, pero aún así Kuko lo único que me pide cuando salgo es defensa, concentración y selección de tiro y eso es lo que tengo que hacer.

    A.F: A pesar de no haber disfrutado de muchos minutos en el tramo final de liga y contra Marín, te hemos visto a buen nivel contra Castellón y en la victoria en el primer partido enchufaste dos triples y acabaste con 8 puntos.
    S.V: Sí, al igual que acabé muy mal la liga, mis sensaciones fueron buenas en las semis contra Castellón y recuperé un poco mi nivel de juego.

    A.F: Volviendo al equipo, el Lucentum en semifinales, cayó en el tercer partido tras un final nefasto. ¿Qué expectativas tenéis de cara a este cuarto encuentro?
    S.V: Lo que no podemos permitirnos es fallar la mitad de los tiros libres, en los partidos ajustados al final lo que marca la diferencia son los pequeños detalles. Creo que ahí estuvo la clave del tercer partido y pienso que saber jugar los minutos finales será determinante el resto de la eliminatoria.

    A.F: Sí, porque a pesar de que cayó derrotado, vimos al Lucentum más sólido y además en estos playoffs se dominó el rebote todas las eliminatorias.
    S.V: Sí, así es. Yo creo que el bache que tuvimos nos vino bien para superarnos mentalmente y en los playoffs llegamos  más fuerte física y psicológicamente.

    A.F: ¿Os visteis con opciones de remontar esta eliminatoria ante Castellón?
    S.V: Yo creo que sí. Creímos, jugamos en equipo y supimos atacarles para hacerles daño. Pudimos forzar un quinto partido, aunque en ese definitivo encuentro Castellón realizó el mejor partido de la serie.

    A.F: ¿Tu arma letal es tu tiro de 3 puntos?
    S.V: Mi punto fuerte es que no me gusta perder ni a las canicas (risas). Yo creo que eso es lo que me ha hecho seguir subiendo. No me considero un especialista en nada, pero tal vez cuando cojo la buena racha soy capaz de enchufar triples y tiros muy complicados (risas).

    A.F: ¿Te consideras un Gianluca Basile?
    S.V: (RISAS). Sí, soy más de rachas positivas (risas). Y siempre busco hacer lo mejor para el equipo.

    A.F: ¿Cómo punto más mejorable ser más constante y ese desplazamiento lateral en defensa?
    S.V: Sí, que cabrón (risas). Sobre todo como aspecto a mejorar es la defensa y la lectura del juego.

    A.F: ¿Cómo te defines como jugador?
    S.V: Como un jugador muy competitivo y que no le gusta perder a nada.

    A.F: Cambiando de tercio, ¿cómo es el Sergio Vidal como persona?
    S.V: Un chaval normal, trabajador, sincero y muy amigo de mis amigos.

    A.F: ¿Cómo principal virtud?
    S.V: Soy muy amigo de mis amigos, me gusta siempre tener objetivos, soy inconformista y bastante exigente conmigo mismo.

    A.F: ¿Cómo principal debilidad?
    S.V: Soy bastante impaciente y autoexigente.

    A.F: ¿Un referente en mi vida?
    S.V: Mis padres que me han enseñado a perseverar por lo que quiero y siempre han estado ayudándome en todo momento.

    A.F: En el mundo del baloncesto, ¿quién es tu ídolo?
    S.V: Me encantaba Petrovic por lo competitivo que era y siempre quería más.

    A.F: Como valenciano, ¿eres valencianista o del Valencia Basquet o sin embargo eres merengué o culé?
    S.V: (RISAS). Aunque a Dani Adriasola  (vicepresidente) le pese, soy del mejor equipo del mundo, del Real Madrid. El madridismo se ha mamado en mi familia desde que yo era pequeño (risas).

    A.F: ¿Eres más de Rudy Fernández o de Cristiano Ronaldo?
    S.V: (RISAS). Más de Rudy.

    A.F: ¿Cuáles son tus principales hobbies?
    S.V: Baloncesto y más baloncesto. Tengo la suerte de que mis amigos juegan al baloncesto y siempre hacemos pachangas. En verano, intento desconectar un poco del basket durante una semana, pero no puedo y a los tres días ya estoy de nuevo con el balón (risas).

    A.F: ¿Una película favorita?
    S.V: Me gusta mucho la trilogía del Padrino, la habré visto como unas 70 veces por la tele y aún sigo viéndola (risas).

    A.F: ¿Una serie?
    S.V: Banksy, es un interesante drama.

    A.F: ¿Con qué tipo de música amenizas los viajes del Lucentum?
    S.V: Me gusta mucho escuchar rock como por ejemplo a Loquillo y los trogloditas y aunque no sea rock duro, me gusta mucho Queen. Soy muy clásico (risas).

    A.F: ¿Cuál es tu libro favorito?
    S.V: El último que leí, se titulaba Correr o morir de Kilian Jornet.

    A.F: A nivel de gastronomía, ¿qué prefieres la paella valenciana o la alicantina?
    S.V: La paella valenciana, sobre todo si la hace mi padre (risas).

    A.F: Como filial del Valencia Basquet, ¿cómo estás viendo al primer equipo esta temporada?
    S.V: A pesar de que todo el mundo diga que la temporada está siendo mala, creo que al final la han arreglado y está siendo una campaña digna. El año no está siendo el mismo que el anterior, en parte por la baja de un jugador crucial como Justin Doellman. Vaticino que en los playoffs pueden dar algún susto.

    A.F: ¿Un partido que nunca olvidarás?
    S.V: Este año sin duda, el partido de Zornotza que fue increíble. Y tengo otro con la Politécnica que jugué contra el Madrid en EBA en el que metí 4 o 5 triples en los últimos 4 minutos para ganarles. Ambos encuentros  quedarán guardados para siempre en mi retina.

    A.F: ¿El entrenador que más te ha impactado?
    S.V: Tengo tres. Pedro Clemente me dio todo la confianza del mundo y se lo agradeceré eternamente porque la temporada fue muy buena, con Javi Juárez vas al límite en todos los sentidos y creo que pocos entrenadores preparan tan bien el grupo como él y con Kuko Cruza he aprendido a cuidar cada detalle.

    A.F: ¿El mejor jugador con el que has compartido vestuario?
    S.V: Javi Sansón, el año pasado en CEBA Guadalajara. Tuvimos la mala suerte de que se fuera a mitad de temporada, pero un superclase.

    A.F: ¿El rival más duro de defender?
    S.V: Edu Durán.

    A.F: ¿Te ha ayudado en el Lucentum volver a compartir vestuario con Edu Guillén?
    S.V: Lo primero de todo, me alegro mucho como está jugando Edu y que la gente esté viendo el tipo de jugador que es. El año pasado hizo una gran campaña en el CEBA y ahora está volviendo a ser ese gran jugador, yo sabía que Edu terminaría mostrando ese nivel en el Lucentum y es una de las mejores personas que me he encontrado en el baloncesto y deseo que le vaya todo bien.

    A.F: Incidiendo en el vestuario, ¿es cierta la fama que tienes de braceitor y tu obsesión por las pesas?
    S.V: (RISAS): No, me gusta cuidarme aunque algunas veces me pase un poco con las pesas (risas). Xavi Hernández siempre me dice que tengo vigorexia cuando él también la tiene (risas).

    A.F: ¿Cuál es tu papel dentro del vestuario?
    S.V: El cascarrabias (risas), intento transmitir mi veteranía y servir de ejemplo para mis compañeros.

    A.F: ¿Cuáles son tus expectativas de futuro?
    S.V: Son jugar al máximo de mis posibilidades y que cuando me retire, mire atrás y no piense que pudiera haber dado más.

    A.F: ¿Tenemos Sergio Vidal para rato en Alicante?
    S.V: A quién no le gustaría seguir en el Lucentum y en una ciudad como Alicante…

    A.F: A nivel de afición, ¿te ha sorprendido la del Lucentum?
    S.V: Me habían hablado muy bien de ella, pero la verdad es que me ha sorprendido para bien porque es increíble el apoyo y el aliento que trasmite vaya como vaya e equipo. Tenemos muchísima suerte de tener esta afición porque ni en LEB Plata ni en Oro hay cosa igual.

    A.F: ¿Un mensaje para la afición del Lucentum?
    S.V: Lo primero de todo dar las gracias por darnos su apoyo en todo momento y que son unas de las mejores aficiones de España.Y decirles que este grupo ha dado el máximo en todo momento, que ha luchado hasta final y que espero que hayan disfrutado mucho con nosotros esta temporada.

    A.F: Muchas gracias, Sergio. Un abrazo.
    S.V: De nada, un abrazo.
 


PUBLICIDAD



Búsca en deporteregional


Clasificaciones NO OFICIALES
PUBLICIDAD
 
| Aviso Legal | Publicidad | Contacto |